Electrodos más utilizados en soldadura

Tabla de contenidos

La soldadura es usada por innumerables industrias para la fabricación de infinidad de productos que requieren de una unión eficiente y duradera de metales. De ahí que, en la actualidad las soldadoras láser sean tan indispensables para el sector metalúrgico y de la construcción.

Sin embargo, para que la soldadura pueda hacer su magia, se requiere de un electrodo. Este es un componente crucial que permite la transferencia de corriente eléctrica para crear el arco de soldadura necesario para fundir y unir metales.

Los electrodos vienen en diversas formas y materiales, cada uno diseñado para cumplir con requisitos específicos de las distintas aplicaciones de soldadura. Desde electrodos de tungsteno utilizados en soldadura TIG, hasta electrodos de acero al carbono empleados en soldadura por arco manual, existen muchos tipos de electrodos. A continuación te presentamos los más utilizados en soldadura.

1.- Electrodos de rutilo E6013

Conocidos por su versatilidad, facilidad de uso y la calidad del acabado que produce, los electrodos de rutilo E6013 son unos de los más usados en soldadura por arco manual.

¿Sabías que el rutilo mejora el proceso de soldadura? Este tipo de recubrimiento facilita la estabilización del arco eléctrico, lo que resulta en una soldadura más suave y controlada. Además, genera menos salpicaduras lo que produce un acabado limpio y estéticamente agradable.

Este tipo de electrodo es tan versátil que puede utilizarse en todas las posiciones de soldadura, incluyendo posiciones planas, horizontales, verticales y sobre cabeza. Lo que es especialmente útil en la construcción de estructuras metálicas, edificios y puentes. También son ideales para proyectos de soldadura en el hogar, como la construcción de muebles metálicos y reparaciones sencillas, todo gracias a su facilidad de uso.

Si eres nuevo en el tema de la soldadura te invitamos a leer nuestro artículo sobre consejos para mejorar la precisión de la soldadura. En este artículo te explicaremos cómo lograr una alta calidad y durabilidad de las uniones soldadas.

2.- Electrodos con revestimiento celulósico E6011

Los electrodos de acero al carbono E6011 están diseñados para unir metales ferrosos, y además, son ampliamente reconocidos por su capacidad de soldar en diversas condiciones y posiciones.

El recubrimiento de celulosa de potasio con el que cuentan los electrodos E6011, permite soldar con corriente alterna (AC) y corriente directa (DC) conectando el electrodo al positivo.

A diferencia del E6013, ofrece una mayor penetración, lo que significa que se puede usar en materiales gruesos como placas, vigas, soportes, tuberías, e incluso en la reparación y mantenimiento de equipos pesados, como maquinaria agrícola y de construcción.

Al ofrecer una mayor penetración, también implica que te permite trabajar en condiciones desafiantes, como superficies con óxido, grasa y suciedad, proporcionando soldaduras fuertes y duraderas.

3.- Electrodos de acero de baja aleación E7018

Otro de los electrodos más utilizados en la soldadura es el de acero de baja aleación E7018, que cuenta con un recubrimiento de polvo de hierro y bajo hidrógeno, lo que minimiza la porosidad y otros defectos en la soldadura, además que genera mayor resistencia a la fisuración, ya que puede soportar altas presiones y temperaturas.

Cuenta con una resistencia a la tracción mínima de 70,000 psi, lo que los hace adecuados para aplicaciones que requieren una alta resistencia mecánica. Por lo general, este tipo de electrodos son usados para la construcción de edificios, puentes y otras estructuras metálicas que requieren soldaduras fuertes y duraderas.

Aunque los electrodos E7018 se desempeñan mejor en posiciones planas y horizontales, también se puede trabajar con ellos en posiciones verticales y sobre cabeza utilizando las técnicas adecuadas.

4.- Electrodos de tungsteno con lantano WL15

A diferencia de los electrodos anteriores, los de tungsteno con lantano WL15 son del tipo no consumibles, es decir que no se derriten durante la soldadura, por lo que requieren de un material de aporte separado para crear la unión.

Además, los electrodos WL15 son muy versátiles y pueden ser utilizados tanto con corriente alterna (AC) como con corriente directa (DC). Esto los hace adecuados para una amplia gama de materiales, incluyendo acero, acero inoxidable, aluminio y magnesio. Gracias a su resistencia a la corrosión, son ideales para reparar o crear equipos utilizados en la industria alimentaria y farmacéutica.

Los electrodos de tungsteno con lantano WL15 se utilizan con soldadoras TIG. Esta combinación ofrece resultados de calidad y durabilidad, ya que mejora su capacidad de encendido, la estabilidad del arco, resistencia a la contaminación, además que ofrece una mayor precisión al soldar.

Como te diste cuenta, comprender las características y las diferentes aplicaciones de los distintos tipos de electrodos es esencial para asegurar el éxito de tu proyecto de soldadura.

Si este artículo te pareció de utilidad no te olvides de compartirlo en todas tus redes sociales, para que más personas conozcan cuáles son los electrodos más utilizados en la soldadura. No te olvides de seguir de cerca nuestro blog, para que te enteres de más novedades del mundo de la soldadura y las soldadoras láser.

Deja una respuesta

Más información