Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mantenimiento y cuidado de soldadoras

Tabla de contenidos

Mantenimiento y cuidado de soldadoras

El mantenimiento y cuidado de soldadoras, así como de cualquier producto o máquina es importante no sólo para su buen funcionamiento, sino también para ahorrar dinero de tu bolsillo. Tanto las soldadoras láser como las soldadoras STICK y cientos de modelos más, necesitan revisiones periódicas, las cuales son muy sencillas y evitan daños a largo plazo.

Para que tus soldadoras no se vean afectadas en cierto grado por el paso del tiempo puedes hacer sesiones cortas de mantenimiento antes, durante y después de usarlas. De esta forma puedes asegurar que no habrá imperfecciones por un mal uso de la herramienta.

Así que si te interesa conocer más acerca de las formas para mantener en buen estado a tu soldadora, sigue leyendo. Te compartiremos su importancia, algunos pasos esenciales y consejos adicionales para que tu máquina funcione por mucho tiempo más de lo esperado.

La importancia del mantenimiento de soldadoras

Si bien hay muchos tipos de máquinas de soldar, desde soldadoras TIG hasta las multiproceso, cabe resaltar que cada modelo tiene requisitos diferentes para su mantenimiento, y hay criterios comunes que se aplican a cualquier herramienta de esta clase.

Como te mencionamos anteriormente, para mantener en óptimas condiciones tu soldadora necesita de un cuidado preventivo. Muchas de estas opciones las puede llevar a cabo un especialista, lo cual es lo más recomendable. Sin embargo es posible que tú mismo te concentres en algunas de ellas siempre que uses tu soldadora.

¿Cómo mantener y cuidar una máquina soldadora?

Hacer un buen mantenimiento de soldadoras necesita una serie de revisiones cada cierto tiempo, las cuales son hechas normalmente por técnicos oficiales o profesionales autorizados. A continuación te mostraremos algunos cuidados preventivos para un buen mantenimiento de tu soldadora.

1.- Antes de usarla

Si tú conoces bien su funcionamiento, puedes comenzar a usarla después de una inspección general sólo con verla. En caso de que no conozcas la forma correcta de usar la soldadora, lee y entiende el manual de usuario antes de comenzar.

Revisa todos los pasos al pie de la letra sin prenderla aún. Verifica que el dispositivo no tenga problemas al conectarse a la toma de corriente, ya que en ocasiones el voltaje correcto no se cumple y puede que la máquina no encienda.

Finalmente, inspecciona bien la ubicación donde usarás la soldadora. Recuerda que la superficie deberá ser segura, estable y lejana a cualquier objeto que corra riesgo de dañarse o dañar la máquina.

2.- Mientras la uses

Durante su ejecución te recomendamos mantener tu lugar de trabajo limpio y en orden, así para evitar cualquier contacto de la soldadora con líquidos o materiales que puedan ocasionar accidentes.

Los objetos inflamables o explosivos son algunos ejemplos de estos productos. Esto también nos lleva a recordarte que hay que poner especial atención al apagado y encendido de la máquina. Tenla siempre bajo supervisión, ya que el calor puede alcanzar un alto grado y dañar lo que esté cercano a ella.

Otro aspecto que no se debe de dejar de lado es ajustar los parámetros de soldadura de acuerdo al trabajo que estás realizando. Recuerda también lo importante que es que el uso de esta máquina se limite únicamente a personal especializado o que esté bajo su supervisión.

3.- Al finalizar tu jornada

Al terminar de usar la soldadora, limpia tu equipo cuidadosamente ya que tenga una temperatura considerablemente baja. Verifica que todos los componentes estén en buen estado, retira los restos de soldadura, polvo o virutas con ayuda de cepillos.

Te recordamos que todos los equipos eléctricos deben estar apagados y desconectados para evitar cualquier accidente con ellos. Limpia de igual forma tu espacio de trabajo para que la siguiente vez que debas hacer uso de él no tengas que hacer una doble inspección.

Consejos adicionales para el cuidado de tu soldadora

Finalmente te daremos algunos consejos extra para cuidar tu soldadora y así su vida útil se extienda aún más. No olvides que si tienes alguna duda sobre los pasos que debes seguir puedes contactarnos o revisar el resto de nuestros posts del blog, el cual actualizamos constantemente.

  • Revisiones periódicas: Las revisiones periódicas son inspecciones que hace únicamente un profesional, el cual verifica el funcionamiento correcto de todos los componentes de la soldadora. Además, hace un mantenimiento y limpieza profunda si lo cree necesario.
  • Revisión general: Las revisiones generales son verificaciones visuales que podemos hacer nosotros mismos, como las que se hacen después de usar el equipo durante una jornada. 
  • Limpieza profunda: Las limpiezas profundas, al igual que el mantenimiento periódico, se recomienda que lo haga un profesional capacitado, ya que si lo hace alguien sin supervisión puede cometer un error que lleve al mal funcionamiento de la herramienta.  

Esto fue todo por nuestra parte, esperamos que este post sobre el mantenimiento y cuidado de soldadoras sea de gran ayuda para preservar el buen estado de tus herramientas. 

Recuerda que el equipo de Ronch está listo para atender tus dudas sobre soldadoras, técnicas de soldadura y comentarios acerca de nuestro contenido. Mantente al pendiente de nuestras próximas publicaciones para conocer más al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información

Abrir chat
Ronch México
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?